Henry, del documental Alive InsideNadie puede poner en duda el poder maravilloso que encierra la Música. La influencia que ejerce sobre el ser humano va más allá de lo intelectual. Su impacto se produce en lo más hondo de todos nosotros, casi de una forma primitiva. Por eso en algunos casos se ha empezado a utilizar la música como un elemento teraupeútico más. Hoy os queremos mostrar la historia de Henry, perfecto ejemplo de este poder que ejerce la música en todos nosotros.

Henry es un residente del centro médico Cobble Hill en Nueva York. En las múltiples terapias que se le habían aplicado durante años Henry no había mostrado ninguna reacción. Un día los médicos del centro deciden iniciar un programa mediante el cual se trate a este tipo de enfermos a través de la música que escuchaban cuando eran jóvenes.

Cuando colocan los cascos de música a Henry y le ponen música de su época de repente el enfermo renace, empieza a moverse, a seguir el ritmo e incluso hasta cantar. Literalemte vuelve a la vida. Los ojos, antes semicerrados, se abren hasta casi desbordarse. Los médicos dicen que además el impacto no se produce sólo mientras Henry escucha la música sino que incluso se nota la mejoría después de la audición, siendo posible mantener una conversación con el enfermo.

Aquí podéis ver unas imágenes sobre este caso fascinante y realmente emotivo. Proviene de un documental que se llama Alive inside (Vivos por dentro). Está en inglés pero, como hemos dicho, la música realmente no entiende de idiomas sino que nos impacta de forma directa. Sobre todo alrededor del minuto dos, cuando podemos ver el cambio que experimenta Henry al escuchar la música. Sencillamente mágico.

Teléfono: 915495036 - 629976192
C/ Tutor, 52
28008, Madrid